Muy fácil, por que es tu casa en internet. Tu sitio web es tu tarjeta de presentación al mundo con alcance global, es el repositorio central de toda tu información, el espacio con en el que demuestras autoridad en tu tema y en el que puedes hacer muchas más cosas que en las redes sociales, todo consolidado en un mismo lugar y que puede integrarse a otros espacios, como redes sociales, para expandir el alcance de tu marca.

Vale aclarar que un sitio web sin el apoyo de las redes sociales, desaparece del mapa de las búsquedas de los usuarios, a menos que la marca a la que representa sea lo suficientemente fuerte, como para quedarse en la memoria de las personas y que estas vuelvan directamente. Aunque existen casos muy específicos en los que todo ocurre a través de las redes sociales, es el trabajo y el uso del sitio web el que va a dar más puntaje de autoridad en la clasificación de los motores de búsqueda.

Ahora vamos a profundizar un poco en cada parte que acabo de mencionar.

Tu sitio web es tu tarjeta de presentación

Aunque tengas en diferentes redes laborales y empresariales tus datos, estos pueden caducar sin que recuerdes cambiar la información. Tu sitio web o el de tu marca, presenta la información más actualizada, siempre y cuando tengas al día tus datos aquí; en cualquier otro lugar las personas que necesiten encontrarte, podrán llegar a tu sitio web, encontrar tu información y contactar contigo.

Recomendación, no utilices correos visibles en tu sitio web, esto es por seguridad, es preferible tener un formulario de contacto que llegue a algún correo. Si no tienes la posibilidad de tener un formulario de contacto, crea un correo sólo para recibir información del sitio web y también puedes invitar a las personas a que se comuniquen contigo por sistemas de mensajería como whatsapp (si tienes un número que puedas dar al público), Hangout, Skype, Facebook messenger desde la página de tu marca, estas sólo por nombrar algunas formas en las que puedes conectar con tus posibles clientes.

El alcance es global

Esta tarjeta de presentación, además de poder mostrar tu información de negocio y lo que publicas en otros espacios, también puede ser visto desde casi cualquier lugar el mundo, lo que puede decantar en clientes o conexiones inesperados o planes de negocio que puedan contemplar otros países más fácilmente al tener un espacio en el que pueden enterarse sobre ti, además de poder contactar o comprar o pagar productos y servicios, entre otras posibilidades.

Por otra parte, las redes sociales por lo general son cerradas, por lo que si alguien que no esté en la red que tu hayas escogido te busca, no podrá acceder a ti a menos que se registre, poniendo una obligación en los hombros de un posible cliente que estarías en riesgo de perder.

Tu sitio web es el repositorio central de tu información

Aunque el sitio web puede estar conectado a varios servicios de terceros, como un servicio de recolección de contactos y envío de correos masivos como Mailchimp, o publicación de artículos (entradas) desde el sitio web a redes sociales como Facebook o LinkedIn, o publicación en tu sitio web de videos desde un servicio de videos como YouTube o Vimeo, por nombrar algunos casos; Todos los esfuerzos y el movimiento de tus visitantes terminarán al menos pasando por tu sitio web y entre mayor sea la cantidad de usuarios / tiempo que logres en tu sitio web, mejores serán tus posibilidades de que te encuentren por medio de los buscadores y aunque las redes sociales pueden ayudar en el proceso de posicionamiento, la masa crítica para los buscadores la produce tu sitio web.

Demuestra autoridad en tu tema a usuarios y robots de búsqueda

Incluso si tuvieras tus productos en Shopify, manejaras a tus clientes por Facebook y Whatsapp, pusieras tus videos en YouTube, tus fotos en Instagram y escribieras en un blog, pondrías a tus usuarios navegaran por diferentes plataformas, lo que muy probablemente no harían, previniendo que conocieran tus otras presencias, tu otra información, por ejemplo, una persona comprando en shopify puede no enterarse que tienes galerías fotográficas más extensas en Instagram o que haces reseñas en tu blog. Mientras que si centralizas la información producida por todas las partes dentro de un sitio web, vas a tener más posibilidades de que tus clientes y en general tus usuarios te conozcan mejor, junto con lo que promocionas o vendes; produciendo mayor confianza a la hora de la desición final: comprar, comunicarse contigo, compartir una idea, etc..

Pero también es importante para los buscadores!

En tu propio sitio web puedes tener tu blog, hacer entradas o artículos conectarlos entre si y enlazar con otros, en espacios de terceros; esto junto con las mediciones de cantidad de usuarios por cantidad de tiempo de permanencia hacen que los buscadores puedan reconocerte como «una autoridad en tu tema» y clasificarte de acuerdo al nivel de autoridad que muestras, si, es un proceso, lleva algún tiempo, pero es necesario.

Ahora, Cuando tienes todas tus presencias desperdigadas, sin un punto central, así mismo te reflejarás en los resultados de búsqueda, abriendo más posibilidades a que resultados de otras personas y otros negocios se acomoden entre los tuyos, entre mejor esté valorado tu contenido y tu sitio web por los robots de búsqueda, en más y mejores resultados podrás aparecer.

Tienes muchas más posibilidades en recursos, servicios y diseño

Los medios sociales son espacios pre-diseñados, que tienen usos limitados, por ejemplo, en youTube no se pueden vender productos, en Facebook no se puede hacer reuniones grupales en video, con las herramientas de Google es posible, pero este último no tiene suficientes herramientas para manejar correos masivos, Mailchimp es el especialista en este aspecto y así.

Si seguimos el ejemplo anterior en un sitio web en cambio, se pueden vender productos, recopilar contactos para campañas de correo masivo, publicar videos de YouTube y conectarse con tus comunidades en Facebook, enviar los datos de tu contactos a Mailchimp, entre otras cosas. Todo termina utilizando al sitio web, como punto central de conección, publicación y recopilación de información.

Tu sitio web puede integrarse con redes sociales y servicios de terceros para expandir el alcance de tu marca.

Como ya te habrás podido dar cuenta, hay diferentes formas en las que tu sitio web puede tener conexiones con prácticamente cualquier otro servicio de terceros o redes sociales por internet: Puedes mostrar en tu sitio lo que tienes en otros espacios, puedes publicar en tu sitio para que en otros espacios se refleje también, puedes recoger información de contacto de tus visitantes y mantener esa información en tu servidor o en un servicio especializado de manejo de contactos, puedes analizar el movimiento de tus usuarios en tu sitio web para tomar decisiones sobre lo que está funcionando o no, puedes crear campañas totalmente personalizadas, promocionarlas desde donde necesites y un enorme etcétera de cosas que puedes hacer con tu sitio web en conjunto con integraciones a terceros que desde una red social solamente no podrás hacer.

Así que para concluir, ¿por qué tener un sitio web en la era de las redes sociales? Muy fácil por que es tu casa en internet, donde puedes hacer lo que quieras y todos, usuarios y robots de búsqueda te van a encontrar, sin necesidad de estar registrados a ningún servicio especial.

Espero te haya sido de gran utilidad este artículo, si tienes preguntas o necesitas de mi ayuda, no dudes en contactarme desde el chat de servicio en horas de oficina (GMT -5) o desde la página de contacto.